Beber entre 3 y 4 consumiciones semanales incrementa en un 30% el riesgo de recurrencia.

El consumo moderado de alcohol, al menos entre 3 y 4 consumiciones a la semana, con independencia del tipo de bebida, se asocia a un incremento del riesgo de recurrencia del cáncer de mama del 30%, según un estudio de la División de Investigación del Kaiser Permanente en Oakland (Estados Unidos).

Los resultados se han hecho públicos en un simposio sobre el cáncer de mama de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer, celebrado en la ciudad tejana de San Antonio.

Según explicó Marilyn L. Kwan, responsable del estudio, “las mujeres diagnosticadas previamente de cáncer de mama deberían considerar limitar su consumo de alcohol a menos de 3 bebidas por semana, en especial a las posmenopáusicas y con sobrepeso u obesidad”.

Los científicos examinaron los efectos de alcohol sobre la recurrencia del cáncer y la mortalidad en el Estudio Epidemiológico de Vida después del Cáncer, un estudio prospectivo de 1.897 supervivientes de cáncer de mama diagnosticadas de cáncer de mama invasivo en fase inicial entre 1997 y 2000.

Los investigadores reclutaron a participantes del registro del cáncer de Kaiser Permanente en California del Norte y compararon la recurrencia del cáncer en mujeres previamente diagnosticadas con cáncer de mama que bebían alcohol con un grupo de referencia de mujeres también diagnosticadas con la enfermedad no consumidoras de alcohol.

Utilizaron un cuestionario para documentar la información sobre vino, cerveza y licor durante el año anterior. Cada año, las participantes también completaron información sobre su salud, incluyendo recurrencia del cáncer de mama, que se verificó con sus registros médicos.

Tras ocho años de seguimiento, los científicos descubrieron que 349 recidivas del cáncer y 332 muertes por cáncer y otras causas. Entre las consumidoras, el vino fue la elección más frecuente, seguida de los licores y la cerveza.

El mayor riesgo de recurrencia parecía ser mayor entre las participantes posmenopáusicas y en aquellas con sobrepeso u obesidad. El consumo de alcohol no se asoció con la mortalidad global.

“Estos resultados pueden ayudar a las mujeres a realizar más decisiones informadas sobre su estilo de vida después de un diagnóstico de cáncer de mama”, señaló la Dra. Kwan.

La investigadora añadió que estos descubrimientos deberían confirmarse con más investigaciones, debido a que pocos estudios se han centrado en la influencia del alcohol sobre la progresión del cáncer de mama y porque el mayor riesgo de recurrencia se observó sólo en algunos subgrupos.

Fuente: JANO.es · 2009

Por | 2014-11-13T18:57:25+00:00 12-12-2009|Cáncer de mama|Comentarios desactivados en Consumo moderado de alcohol y cáncer de mama.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest