Un estudio sugiere que cuando las mujeres atraviesan la menopausia, podrían sufrir una disminución en su capacidad para llevar las bolsas del supermercado, subir escaleras y hacer otras tareas cotidianas.

“Algo sucede durante la menopausia. Definitivamente, existe una conexión con las limitaciones físicas que perciben las mujeres”, dijo la autora principal del estudio, Lisa Tseng, estudiante de medicina de University of Pittsburgh.

No está claro exactamente cuál es el motivo, aunque el sobrepeso y síntomas de depresión parecen tener alguna relación. Para Tseng, los resultados sugieren que influirían los “cambios fisiológicos” de la menopausia.

Por eso es importante que las mujeres sigan haciendo actividad física mientras envejecen, según dijo el doctor Timothy Church, que no participó del estudio.

Y eso debería incluir ejercicios aeróbicos y de resistencia para conservar la masa muscular, como explicó Church, del Centro de Investigación Biomédica Pennington (Baton Rouge, Louisiana).

El estudio, publicado en Menopause, incluyó a más de 2200 mujeres estadounidenses de entre 40 y 60 años. Tres cuartas partes de las mujeres postmenopáusicas tenían limitaciones físicas por lo menos moderadas, ya sea al realizar ejercicio o tareas cotidianas, comparado con apenas el 10 por ciento de las participantes premenopáusicas.

Y aun cuando el equipo de Tseng consideró la edad, el peso, y enfermedades como artritis, depresión o diabetes, la menopausia seguía asociada con tres veces más posibilidad de tener limitaciones físicas.

Church explicó que tanto los hombres como las mujeres pierden 1 o 2 por ciento de su masa muscular cada año a partir de los 50 años. Al mismo tiempo, estudios habían demostrado que se vuelven más sedentarios.

Se ignora qué aparece primero, la pérdida muscular o la inactividad. “Se podría debatir interminablemente”, admitió Church. Pero lo que los estudios sí demuestran es que cuando las mujeres postmenopáusicas (y los hombres mayores) hacen ejercicio regular, su salud física y su bienestar mental mejoran.

En su propio estudio sobre mujeres postmenopáusicas, el equipo de Church había hallado que las mujeres con sobrepeso y sedentarias que comienzan una rutina física mejoran su aptitud física, la función vascular y la calidad del sueño.Recomendó que las mujeres hagan ejercicio aeróbico y de fuerza.

La rutina aeróbica puede ser algo tan simple como caminar 30 minutos casi todos los días de la semana. “Los ejercicios de resistencia demandan algo más de trabajo”, indicó Church.

Pero no significa necesariamente tener que inscribirse en un gimnasio. Church dijo que las mujeres pueden aprender a trabajar con pesas livianas de manera segura en una clase en la sede local de YMCA, si compran un libro o si consultan en Internet.

Dijo también que siempre conviene consultar al médico para conocer si alguna enfermedad condiciona la rutina física. Las participantes del nuevo estudio integran la cohorte de un seguimiento para determinar de manera objetiva su rendimiento físico en el largo plazo.

Tseng consideró que los resultados proporcionarán más claves de qué sucede durante la transición a la menopausia. Por ahora, coincidió en la importancia del ejercicio.

“El mensaje para las mujeres es que se mantengan activas y presten atención a cómo se sienten”, indicó. A menudo, las adultas mayores no quieren utilizar pesas. “Pero cuando comienzan a hacerlo, les encanta -dijo Church-. Les permite llevar las bolsas del supermercado o levantar a su nieto.”

FUENTE: Menopause, online 2 de julio del 2012.

Por | 2015-03-01T16:15:14+00:00 06-05-2013|Climaterio y Menopausia|Comentarios desactivados en Con la menopausia existe un menor rendimiento físico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest