Snack como parte de la dieta

Si eres de los que anhela verse y sentirse bien, sano, fuerte y saludable, debes estar al tanto de que cada bocado cuenta al momento de lograr este objetivo, incluyendo a los snack.

De allí que saber cuáles son los más recomendables para no “pecar” sea tan importante, y esto no solo te servirá para mantenerte en forma al estar en casa, sino para que esto sea posible adonde quiera que vayas.

Snack

¿Te interesa saber cuáles son las mejores opciones disponibles para merendar sin salirte de tu plan alimenticio?

De ser así te invitamos a leer esta nota hasta el final porque te resultará muy útil e interesante.

Cómo elegir un snack saludable

Las meriendas o snacks son ideales para evitar los atracones o el estar picando entre una comida y otra, es decir, lo más aconsejable es que meriendes a media mañana y luego a media tarde para mantenerte saciado, y para que tu organismo no segregue más insulina, pues esto evita que quemes grasa y pierdas peso.

A ver, si sigues las siguientes recomendaciones te garantizamos que estarás satisfecho por más tiempo y no tendrás cargo de conciencia pues el snack será beneficioso para tu salud.

 1.-Escoge alimentos bajos en grasa

Recuerda que una merienda no es un plato fuerte; esto significa que no puedes merendar un pollo o afín, sino una comida o alimento ligero –que tenga menos de 200 calorías preferiblemente- y que no sea una fuente de carbohidrato.

Puedes merendar media manzana verde con una cucharadita de mantequilla de maní natural, o una banana con una cucharadita de mantequilla de almendras natural, así como un batido de proteína, un puñado de nueces sin sal, o una tortita de arroz inflado con una cucharadita de mantequilla de almendra o maní.

2.-Consume fibra

Las frutas y verduras ricas en fibra también figuran como un buen snack.

Las frambuesas, cereales, alcachofas, manzanas, lentejas o guisantes contienen altas concentraciones de fibra, pero también aportan minerales muy importantes para el organismo como potasio, hierro, calcio, zinc o magnesio.

Prepárate un bowl de frambuesas o manzanas en trozos, una sopa de lentejas, o una alcachofa al vapor y verás que calman el hambre, a la par de mantenerte 100% sano y saludable.

3.-Evita las grasas saturadas

Las grasas saturadas contienen ácidos grasos y moléculas de triglicéridos, y están presentes en los embutidos, la leche y sus derivados, así como en el aceite de coco o palma, carne, y otros alimentos, y su ingesta constante está vinculada al sufrimiento de accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos y a la obesidad.

Es por ello que debes evitar a toda costa la mantequilla, o la manteca de cerdo, la carne de vaca o cerdo, la yema de huevo, aceite de coco, o el chocolate con leche, si deseas mantener tu salud a ralla.

4.-No consumas azúcar refinada

Dile adiós a los dulces, postres, galletas, refrescos y a casi todos los alimentos procesados ricos en azúcar refinada o sacarosa.

La Organización Mundial de la Salud recomienda controlar su consumo –no más de 50 gramos diarios-, lo cual es equivalente a 12 cucharaditas, las cuales están contenidas en una gaseosa regular.

Evita la bollería, el chocolate, los refrescos, postres lácteos y más. De esta manera puedes estar confiado en que no estarás intoxicando tu organismo con azúcares dañinos a corto, mediano y largo plazo.

Ideas de snacks saludables

  • Frutas: naranja, piña, manzana, pera, kiwi, y cualquier otra que sea baja en calorías.
  • Frutos secos: almendras, nueces, maní
  • Chocolate negro amargo –70% de cacao o más-
  • Tallos de celery con crema de garbanzos
  • Zanahorias bebé con el zumo de un limón

 

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *