Deseo sexual o libido en las mujeres

El estrés, el agotamiento físico, la imposibilidad de llegar al orgasmo, situaciones económicas, problemas de pareja e incluso algunas condiciones médicas pueden repercutir en el deseo sexual femenino.

Son muchas las causas que pueden afectar la libido de una mujer.

El deseo sexual es la primera fase de la respuesta sexual de una persona, por lo tanto al no existir simplemente la relación no va a poder desarrollarse de manera normal y natural.

Esto significa un problema grave.

deseo sexual

 Razones por las que disminuye el deseo sexual

Cuando el deseo sexual desaparece, lo primero que hay que hacer es descartar que existe un problema médico específico que implique un tratamiento farmacológico, ya sea por razones hormonales, metabólicas, orgánicas e incluso de insuficiencia nutricional.

Una vez que se descarta la parte médica, hay que pasar necesariamente a evaluar a la mujer y a su pareja, para conocer qué es lo que realmente está sucediendo.

En este punto es importante explicar que la disminución de la libido femenina puede ser de manera selectiva o situacional y esto ocurre cuando orgánicamente se está bien, pero relacionalmente o emocionalmente hay alguna falla.

Normalmente se dice que por naturaleza las mujeres tienen menor deseo sexual que los hombres.

Sin embargo, algunos especialistas destacan que esto no es del todo cierto, pues si bien el área cerebral del instinto de los hombres es más grande, las mujeres tienen muchas más conexiones entre el cerebro emocional e intelectual.

Una mujer tiene las mismas necesidades en cuanto al disfrute de la actividad sexual, pero la diferencia es que sus ciclos transcurren de manera diferente en comparación al hombre.

Remedios naturales para aumentar la libido femenina

 Si eres mujer, no tienes ninguna patología médica y deseas aumentar tu deseo sexual, puedes recurrir a la naturaleza para resolver tu problema, para así evitar el uso de sustancias que contengan algún químico que puedan tener efectos secundarios indeseados.

Existe gran cantidad de recetas o alimentos que pueden ser muy útiles para elevar la libido femenina.

Y entre las tantas alternativas, destacan:

  • El consumo de ostiones incrementa el flujo sanguíneo a las mucosas -genitales, boca y glande- y, por lo tanto, mejora la recepción de los impulsos sexuales.
  • La ingesta de maca andina -afrodisíaco natural- ayuda, en pocas semanas, a recuperar el deseo sexual perdido en la mujer; normalmente se consigue en herbolarios en presentación de cápsulas.
  • Los batidos energéticos con ingredientes como avena, miel y canela, una vez al día, tienen buenos resultados para incrementar la libido femenina.
  • La jalea real es una gran aliada para la sexualidad femenina, porque además de proporcionar energía también ayuda a aumentar el apetito sexual en la mujer.
  • El consumo de germen de trigo con frecuencia previene la sequedad vaginal y otras molestias; se ingiere mezclado con un yogur.
  • Las infusiones de raíz de ginseng no solamente son efectivas para la impotencia masculina, sino también para mejorar el deseo sexual en la mujer.
  • Batidos a base plátanos, leche de vaca, grosellas, pepinos y guayabas, por su contenido de estrógeno, ayudan a recuperar la libido femenina.

Otras recomendaciones importantes son el mantener un estilo de vida saludable, evitar al máximo las situaciones que generen algún tipo de estrés, dejar los problemas de trabajo en la oficina y mantener una comunicación constante y sincera con la pareja.

Es importante que tengas presente que la disminución del deseo sexual femenino, que puede estar relacionado con factores físicos, emocionales u hormonales, es un problema que sí tiene solución.

Entonces, si no hay una patología médica diagnosticada o algún otro inconveniente grave que requiera de la atención de un especialista, la alternativa más adecuada son los remedios naturales y el consumo de algunos alimentos, cuyos resultados son efectivos y, adicionalmente, son opciones seguras y saludables.