Envejecimiento cutáneo

En la actualidad el envejecimiento cutáneo es uno de los problemas de piel que más preocupa a las personas debido a que ella empieza a verse afectada por los efectos del paso del tiempo, y en la edad adulta comienza a envejecer, alrededor de los veinticinco años es cuando empieza el proceso de cronoenvejecimiento y las funciones vitales de nuestra piel tienden a ir mucho más lento.

Asimismo, este es un fenómeno fisiológico muy gradual y excesivamente complejo, es decir, es un proceso continuo en el que se van produciendo cambios fisiológicos y funcionales.

Al principio empiezan a aparecer finas líneas y al pasar el tiempo se pueden percibir algunas arrugas.

Los cambios en la piel se relacionan mayormente con los factores ambientales, constitución genética y nutrición.

Sin embargo, el factor más importante es la exposición al sol, con la seguridad que es la luz U.V el principal agente externo determinante en el envejecimiento cutáneo.

Envejecimiento cutáneo

¿Cuáles otros factores lo provocan?

  • El cansancio, la falta de sueño y el estrés aumentan el envejecimiento cutáneo. Llevar un estilo de vida acelerado hace que la piel quede desprotegida, su calidad se reduzca, pierda firmeza y vayan apareciendo sobre ella arrugas y manchas.
  • Una dieta poco equilibrada también afecta en la aceleración de este proceso. La falta de nutrientes como frutas y verduras hacen que la tonicidad se vayan perdiendo y algunas arrugas empiezan a notarse en el rostro.
  • Otra causa que se debe tomar en cuenta es el excesivo consumo de alcohol y tabaco.
  • Vivir en un ambiente contaminado puede de igual manera influir en nuestra piel pues hace que esta esté cubierta por una capa de suciedad que bloquea nuestros poros. También, puede originar problemas trasladarse desde atmósferas con calefacción central a otras con aire acondicionados.
  • Es de suma importancia mantener la piel hidratada, por ello además de beber 2 litros de agua a diario, es recomendable lavar la cara con un jabón suave, secarla delicadamente e hidratarla de inmediato para así poder gozar de un rostro sano.

¿Existen factores internos?

Un factor interno determinante, es la genética debido a que juega un rol primordial en la manera en que la piel envejezca.

El tipo de piel debido a la condición biológica y hereditaria es fundamental en el proceso de envejecimiento de cada individuo.

Esta determina el nivel de reparación cutánea y defensa de los radicales libres, el ritmo de destrucción de las fibras colágenas y elásticas, el grosor y la calidad de la piel, la estructura anatómica y la calidad de las fibras de elastina y colágeno.

Por otro lado, un suministro sanguíneo más deficiente de la piel hace que el aporte de nutrientes y oxígeno a la superficie cutánea sea complicado, es por ello que existen tonos de piel que se ven mucho más apagados que el de una persona joven.

Algunos signos del envejecimiento cutáneo

Las arrugas forman parte del proceso natural del envejecimiento debido a que la piel sufre cambios con la edad, y la regeneración de las células se hace más lenta provocando la aparición de surcos y depresiones.

Al igual que estas, la flacidez es causada por dicho proceso de envejecimiento.

Esta aparece cuando las fibras que sujetan la piel dejan de hacer de forma correcta su función y se empieza a observar un hundimiento de los rasgos y el contorno facial.

Lógicamente, el transcurso del tiempo también hace que se pierda grasa subcutánea, siendo más notable en el rostro.

La piel alrededor del contorno de los ojos es la más delicada y sensible de toda la cara por ende esta también se ve afectada.

Los tres signos del envejecimiento más comunes son: las “patas de gallo”, las ojeras y las bolsas.

extensiones de pestañas

¿Cómo combatirlo?

Para hacerle frente a este problema muchos pacientes acuden a tratamientos donde se requiere el uso de nueva tecnología aplicada a la aparatología estética con el fin de encontrar la armonía física que se desea y cubrir todo tipo de demandas.

Entre estos procedimientos estéticos se encuentra la aplicación de Láser IPL que permite darle al rostro una mayor luminosidad, estimula la dermis y mejora la formación de elastina y colágeno. El mismo consiste en un haz de luz potente que trabaja mediante pulsaciones en la piel.

El peeling químico es otro proceso que se utiliza para tratar capas de la piel de forma más o menos profunda de acuerdo con el ácido empleado para contribuir con la renovación cutánea, acelerar la desaparición de manchas, aportar luminosidad y corregir el acné y sus secuelas.

Por otro lado, se encuentran también los rellenos reabsorbibles que permiten reposicionar el volumen perdido remodelando el contorno facial y corrigiendo las arrugas finas alrededor de los ojos y los labios.Dicho relleno es aplicado mediante inyecciones intradérmicas para que se revitalice el colágeno o subdérmicas, más profundas, para reponer volumen.