¿Qué es la gripe?

La influenza, o la gripe, es una infección viral que ataca los pulmones, la nariz y la garganta. Es una enfermedad respiratoria contagiosa con síntomas que van desde leves a graves.

Debido a que la influenza y el resfriado común tienen síntomas similares, puede ser difícil distinguir entre las dos enfermedades. En la mayoría de los casos, los síntomas de la gripe son más graves y duran más que el resfriado común.

gripe

Cualquier persona puede enfermarse con la gripe, pero algunas personas tienen un mayor riesgo de infección. Esto incluye niños menores de cinco años y adultos mayores de 65 años. El riesgo de gripe también aumenta si usted tiene un sistema inmunológico débil o si tiene una enfermedad crónica, como:

  • Enfermedad del corazón
  • Enfermedad del riñon
  • Diabetes tipo 1 y tipo 2

¿Cuáles son los síntomas de la gripe?

Al principio, la influenza puede imitar un resfriado común. Los primeros síntomas pueden incluir dolor de garganta, estornudos o secreción nasal. Los síntomas a menudo empeoran a medida que avanza el virus:

  • Fiebre
  • Músculos adoloridos
  • Escalofríos
  • Transpiración
  • Dolor de cabeza
  • Tos seca
  • Congestión nasal
  • Fatiga
  • Debilidad

La influenza generalmente no requiere una consulta con el médico.

Los síntomas a menudo mejoran con el tratamiento en el hogar en aproximadamente una semana.

Puede aliviar los síntomas con medicamentos sin receta contra el resfriado y la gripe. También es importante descansar mucho y beber muchos líquidos.

Sin embargo, puede preguntarle a su médico acerca de los medicamentos antivirales. Tomados dentro de las primeras 48 horas de síntomas, los antivirales pueden reducir la duración y la gravedad de la gripe.

Complicaciones de la gripe

La mayoría de las personas se recuperan de la gripe sin complicaciones. Pero a veces, una infección secundaria puede desarrollar, como neumonía, bronquitis, o una infección del oído.

Si sus síntomas desaparecen, y luego regresar unos días más tarde puede tener una infección secundaria. Consulte a un médico si sospecha una infección secundaria.

Si no se trata, la neumonía puede poner en peligro la vida.

¿Cómo se propaga la gripe?

La gripe es altamente contagiosa. Es por eso que puede propagarse rápidamente en los hogares, escuelas, oficinas y entre grupos de amigos.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), es posible infectar a alguien tan pronto como un día antes de que comiencen los síntomas y hasta cinco a siete días después de que usted se enferme. Después de entrar en contacto con el virus, comenzará a mostrar síntomas dentro de uno a cuatro días. Incluso puede pasar el virus a alguien antes de darse cuenta de que está enfermo.

La gripe se propaga principalmente de persona a persona. Si alguien con la gripe estornuda, tose o habla, las gotas de la persona infectada se convierten en el aire. Si estas gotas entran en contacto con su nariz o boca, usted se puede enfermar.

También puede contraer la gripe de apretones de manos, abrazos y superficies y objetos contaminados con el virus. Es por eso que no debes compartir utensilios ni vasos con nadie, especialmente con personas enfermas.

¿Cuántos tipos de virus de la gripe existen?

Existen tres tipos diferentes de virus de la gripe: tipo A, tipo B y tipo C. La influenza tipo A puede infectar animales y seres humanos. Este virus evoluciona constantemente y puede causar epidemias anuales de gripe.

La gripe de tipo B también puede causar brotes estacionales durante los meses de invierno, pero este tipo es típicamente menos severo que el tipo A y causa síntomas más leves. Ocasionalmente, el tipo B puede causar complicaciones graves. Mientras que la influenza tipo A es causada por diferentes cepas, la gripe tipo B es causada por una cepa de la gripe.

La gripe tipo C sólo infecta a los seres humanos y causa síntomas leves y pocas complicaciones.

¿Cómo se puede prevenir la gripe?

Debido al riesgo de complicaciones, es importante proteger a usted y a su familia del virus. Dado que el virus de la gripe se puede propagar de persona a persona, asegúrese de lavarse las manos frecuentemente con jabón o usar un desinfectante para manos a base de alcohol. Además, evite tocarse la nariz y la boca con las manos.

El virus de la gripe puede vivir en superficies duras y objetos durante dos a ocho horas. Use toallitas desinfectantes o rocíe desinfectante en superficies que comúnmente son tocadas en su hogar o en el trabajo para protegerse más. Si usted está cuidando a alguien que está enfermo coninfluenza, use una mascarilla para protegerse. Usted puede ayudar a detener la propagación de la gripe cubriendo su tos y estornudos. Lo mejor es toser o estornudar en el codo en lugar de las manos.

Además, considere obtener una vacuna anual contra la gripe. La vacuna se recomienda para todos los mayores de seis meses. La vacuna protege contra cepas comunes del virus de la gripe. Aunque la vacuna no es 100 por ciento efectiva, puede reducir el riesgo de influenza en un 50 por ciento a 60 por ciento, dice el CDC.

La vacuna contra la gripe se administra por inyección en el brazo. El CDC ya no recomienda las vacunas contra la gripe por pulverización nasal.

¿Cómo se crea la vacuna contra la gripe?

El virus de la influenza cambia de año en año. Las vacunas proporcionan protección contra las cepas más comunes de la gripe para cada año en particular. La vacuna contra la influenza funciona porque estimula el sistema inmunológico a crear anticuerpos para combatir la infección.

Para crear una vacuna eficaz, la Organización Mundial de la Salud determina qué cepas del virus de la influenza se incluirán en la vacuna del próximo año. La vacuna contiene una forma inactiva o debilitada del virus de la gripe. El virus se mezcla con otros ingredientes, tales como conservantes y estabilizadores. Una vez que usted recibe una inyección de la vacuna de la influenza, su cuerpo comienza la producción de anticuerpos. Esto ayuda a combatir cualquier exposición al virus.

Después de vacunarse contra la influenza, es posible que tenga síntomas similares a los de la gripe, como fiebre baja, dolor de cabeza o dolores musculares. Entender, sin embargo, la vacuna contra la gripe no causa la gripe y estos síntomas suelen desaparecer dentro de las 24 a 48 horas. La complicación más común de la vacuna contra la influenza es la sensibilidad en el lugar de la inyección.

Lo que puedes hacer para prevenir la gripe

  • Vacúnate contra la influenza. Esto le ayudará a protegerse de las complicaciones potencialmente mortales como la neumonía.
  • Toma dos semanas para que su cuerpo produzca anticuerpos contra la influenza después de recibir una vacuna. Cuanto antes obtenga una vacuna contra la gripe, mejor.
  • Informe a su médico si tiene una alergia grave a los huevos antes de vacunarse contra la gripe, algunas formas de la vacuna pueden contener trazas de proteína de huevo.
  • Lávese las manos frecuentemente
  • Si tose o estornudar tapese con el codo
  • Limpie las superficies frecuentemente tocadas en su oficina y en su hogar
  • Las embarazadas pueden vacunarse para protegerse ellas y su bebe