Examinan la asociación entre el consumo de y la estructura de la cadera.

Las mujeres mayores que beben té son más propensas a preservar la estructura de su cadera que las que no lo beben, informan investigadores.Amanda Devine (de la University of Western Australia, Perth) y colaboradores evaluaron el consumo de té utilizando las respuestas de una encuesta auto-gestionada sobre el brebaje en 1.027 mujeres de 70 a 85 años, a lo largo de un período de 5 años.

También midieron los cambios en los niveles de densidad mineral ósea del área (DMOa) de las mujeres durante este período.

Quienes no bebían té perdieron mucha más estructura ósea de la cadera que las mujeres que lo bebían, con una disminución en los niveles de DMOa de cadera de 4,0 versus 1,6 por ciento, respectivamente.

A los 5 años, la DMOa media de cadera total fue un 2,8 por ciento mayor en las bebedoras de té en comparación con las no bebedoras. Asimismo, las mujeres que bebían té tuvieron niveles mucho más altos de DMOa de cadera total y trocánter.

Sin embargo, los modelos de regresión lineal mostraron que no hubo relación entre la cantidad de té ingerido y los niveles de DMOa de cadera total, cuello femoral, trocánter, e inter-trocánter.

“Este hallazgo proporciona más evidencia de los efectos beneficiosos del consumo de té en el esqueleto…

El calcio dietario y la ingesta de café, la actividad física y el hábito de fumar no parecieron ser factores de confusión importantes de la relación entre el té y la DMO”, concluyen Devine y cols.

Fuente: American Journal of Clinical Nutrition.

Por | 2013-11-25T04:48:38+00:00 12-03-2008|Nutrición|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest