Alimentos que puedes consumir durante la lactancia materna

Si eres madre primeriza, seguramente estás cansada de escuchar lo que todo el mundo tiene que decir sobre la lactancia, especialmente críticas sobre lo que comes o dejas de comer durante esta etapa tan importante para el desarrollo del bebé.

lactancia

Los mitos abundan, así como los consejos de la abuelita, de la tía, de las cuñadas y de una lista interminable de personas que no siempre tienen la razón.

En estos casos lo mejor es prestes atención a los especialistas en la materia, pues son los pediatras, neonatólogos y nutricionistas los que mejor te pueden orientar con un menú adecuado para ti y tu pequeño o pequeña.

Algunos aseguran que el secreto está en una alimentación balanceada sin mayores restricciones, a menos que el bebé tenga algunos requerimientos especiales.

En realidad todo van a depender de cada casos, pero el secreto es el equilibrio.

Y como queremos ayudarte te ofrecemos una recopilación que incluye consejos de los que saben sobre lo que puedes y no puedes comer, una información basada en investigaciones y estudios reconocidos, para evitar las deficiencias nutricionales.

Alimentos recomendados durante la lactancia

La lactancia materna es un proceso que está rodeado de mucha información y muchos datos que no siempre son los más acertados o los más útiles.

Aunque, lo que sí es cierto es que durante este tiempo, la mujer debería consumir 500 calorías adicionales, incluso más que durante el embarazo.

Claro está, deben ser calorías provenientes de opciones saludables.

Para orientarte un poco, a continuación te presentamos una lista de esos alimentos que resultan beneficiosos y que probablemente ya formen parte de tu dieta diaria.

Alimentos beneficiosos.

  1. Las sopas ayudan mucho porque el líquido que contienen favorecen la hidratación.
  2. El consumo de frutas y hortalizas debe ser variado, para no tener una dieta aburrida y monótona.
  3. Comer alimentos ricos en ácido fólico para promover la producción de células sanas.
  4. Tomar alimentos que tengan alto contenido de calcio, el cual puede encontrarse en algunas verduras.
  5. Ingerir grandes cantidades de líquido de manera constante, incluyendo agua y batidos de frutas.

Como has podido notar, el régimen alimenticio durante la lactancia no es tan complicado, por lo tanto no debes hacer un mayor esfuerzo más allá de la maravillosa labor que ya estás haciendo para darle a tu bebé algo que contiene:

  • Probiótiocos
  • Anticuerpos
  • Vitaminas
  • Minerales
  • Nutrientes.

 Alimentos de los que debes alejarte mientras amamantas

Durante la lactancia, aunque pareciera contradictorio, las madres deben ser muy cuidadosas con los lácteos, incluyendo la leche como tal, mantequilla, yogurt y queso, pues son muy dañinos para los bebés que son intolerantes a la caseína, que es la proteína que contiene la leche de vaca.

Pero, en líneas generales, las recomendaciones van más orientadas a evitar los excesos, a no comer esas cosas que normalmente caen mal o causan indigestión o acidez estomacal, de resto una alimentación equilibrada es lo que se aconseja.

El alcohol no es recomendable nunca, pero una pequeña cantidad, una copa de vino en una ocasión especial, no va a generar mayores inconvenientes.

Otro detalle importante que debes saber como nueva mamá, es que ningún líquido que consumas va a motivar una mayor producción de leche, pues esto solamente se logra con la succión continua del bebé.

Es decir: a mayor succión, mayor producción.

No prestes tanta atención a los “cuentos de camino”, tampoco te agobies pensando que debes dejar de comer y concéntrate en elaborar un menú adecuado que no sea tan complicado de seguir.

De esta manera, tanto tú como tú bebé disfrutarán al máximo de esta etapa tan especial.