La Vacuna contra el VPH no sustituye la visita al ginecólogo para someterse a pruebas periódicas del examen Papanicolau.

Tampoco protege ante otras infecciones vaginales ni las causadas por otras cepas del VPH, responsables del otro 30 por ciento de tumores malignos.

La Vacuna no protege contra todas las cepas de VPH, pero es 100 por ciento efectiva contra las 6, 11, 16 y 18.

Estas dos últimas, por cierto, generan 70 por ciento de casos del cáncer de cuello de útero.

Por su parte, las 6 y 11 causan 90 por ciento de las verrugas genitales, que pese a tener bajo riesgo cancerígeno son fuente de complejos sexuales y problemas en las relaciones de pareja.

Esta vacuna fue desarrollada para prevenir el segundo cáncer más frecuente, que genera la muerte de más de 300 mil mujeres en todo el mundo cada año.

Las nuevas vacunas fueron sometidas a un estudio clínico en el que participaron 25 mil jóvenes (hombres y mujeres de 33 países).

“Los resultados fueron convincentes.

Se demostró que la vacuna puede evitar lesiones del cuello uterino. En el transcurso de cinco años no se ha detectado ningún fracaso.

“No sabemos la duración del efecto de la vacuna, pero durante los primeros cinco años hay una protección de 100 por ciento ante displacias, lesiones y condilomas”, informó Peter Hillemanns, director de Ginecología de la Escuela Superior de Medicina de Hannover.

Por | 2016-06-12T19:37:20+00:00 12-04-2007|VPH|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest