El ajonjolí o sésamo  es originario de la India y de África, es una planta cultivada por sus semillas ricas en aceite, que se emplean en gastronomía, como complemento de otros alimentos y dulces.

El ajonjolí es una planta herbácea que pertenece a la familia de las Pedaliáceas, la cual puede alcanzar un metro de altura y se caracteriza por poseer unas flores llamativas, de colores blanco-rosáceos, cuya semilla es el ajonjolí.

El ajonjolí es rica en beneficios y propiedades cardiosaludables, gracias a su contenido en ácidos grasos esenciales.

Las semillas de Ajonjolí poseen una elevada cantidad de proteínas, además de ser ricas en metionina, un aminoácido esencial.

Las grasas que contiene son insaturadas, es decir ‘buenas’, lo que junto a su contenido de lecitina y fitoesteroles las convierte en un alimento que contribuye a reducir el nivel de colesterol sanguíneo.

Igualmente son destacables sus muy altos niveles de calcio (que interviene en la formación de huesos y dientes), de hierro (que desempeña numerosas e importantes funciones en el organismo), así como de zinc (mineral que participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, e incluso previene la impotencia masculina).

Aproximadamente, 100 gramos de semillas de ajonjolí, contienen y aportan:

  • 598 calorías (kcal)
  • 16,9 g de proteínas
  • 58 g de ácidos grasos insaturados
  • 670 mg de calcio
  • 10 mg de hierro
  • 5 mg de zinc

Además de vitaminas de los grupos B y E.

También contienen lignano, incluyendo la sesamina, un fitoestrógeno con propiedades antioxidantes.

Entre los aceites comestibles de seis especies, el de Ajonjolí tiene el mayor contenido antioxidante.

Para absorber los nutrientes de las semillas de sésamo es imprescindible tostarlas y triturarlas, pero sin llegar a molerlo por completo, el puré de Ajonjolí no tiene tantas propiedades y es indigesto. De lo contrario, se expulsan del organismo sin digerir.

Las semillas de Ajonjolí poseen también buenas cantidades de fibra, por lo que su consumo resulta beneficioso para la regulación de la función intestinal.

Beneficios del ajonjolí.

Alto contenido en ácidos grasos esenciales.

Los ácidos grasos (tanto los omega-3 como los omega-6) son especialmente adecuados e indispensables dentro de una dieta sana y equilibrada, tienden a reducir los niveles de colesterol alto de forma muchísimo más efectiva que las grasas monoinsaturadas, previniendo por tanto el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Ayuda a depurar el organismo.

Entre otros aspectos por su alto contenido en fibras, su consumo ayuda a normalizar el funcionamiento del intestino, ayudando a depurar el organismo y a eliminar las toxinas.

Rico en minerales.

Destaca por su alto contenido en calcio (675 mg), hierro (9 mg) y zinc (5 mg). Como sabes, el calcio es fundamental para los huesos y dientes, el hierro ayuda a prevenir la anemia y el zinc previene la infertilidad masculina.

Las mujeres de la antigua Babilonia comían halva, una mezcla de miel y semillas de ajonjolí, para prolongar su juventud y belleza; y los soldados de Roma hacían lo mismo para aumentar su fortaleza y energía.

Fortalece sus huesos.

El ajonjolí posee más calcio que la leche por lo que lo hace un alimento indispensable para fortalecer los huesos y evitar la osteoporosis.

Por | 2016-10-30T14:26:12+00:00 05-09-2015|Cuidados de Salud|Sin comentarios

Deje su comentario

Pin It on Pinterest