Acido hialurónico

Independientemente de la edad, si te preocupa la apariencia de tu piel, seguramente has escuchado hablar o has leído alguna vez acerca de las tantas bondades del ácido hialurónico.

Se trata de un glicosaminoglicano, que es un polisacárido presente de forma natural en el tejido conectivo de todo nuestro cuerpo, pero en mayor porcentaje -50%- en la epidermis.

acido hialuronico

¿Por qué el ácido hialurónico es tan conocido?

De acuerdo con numeroso estudios científicos, esta sustancia ayuda a mejorar la hidratación de la piel y la producción de colágeno, combate los radicales libres, mantiene la elasticidad de la dermis e incluso tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

La buena noticia es que nuestro propio cuerpo es capaz de producirlo, pero la mala es que un tercio de este se degrada y se sintetiza diariamente, por esta razón es que debemos acudir a fuentes externas: sueros, cremas hidratantes e inyecciones.

El problema al que nos enfrentamos es que, como consecuencia del proceso natural de envejecimiento y la exposición a la radiación ultravioleta del sol, al humo del tabaco y a la contaminación, la milagrosa sustancia suele disminuir y para aprovechar sus ventajas necesitamos recuperarla de alguna manera.

Beneficios del ácido hialurónico para la piel

 Tener una piel firme, suave, hidratada y bien cuidada no es una cuestión que se le atribuye únicamente a la edad, pues con los productos adecuados y los consejos de un especialista, es posible lograr este objetivo.

Y es precisamente el ácido hialurónico, uno de los mejores aliados tanto para el rostro, como para otras partes del cuerpo.

Beneficios, entre los que destacan:

  • Aumenta el contenido de humedad de la piel en comparación con muchos otros ingredientes de cremas hidratantes.
  • Revitaliza las capas superficiales externas de la piel para que se vean y se sientan más suaves, más jóvenes y radiantes.
  • Mejora de manera instantánea la aparición de líneas de expresión finas y arrugas mucho más visibles y pronunciadas.
  • Protege la piel de los daños externos por su efecto antioxidante y por sus propiedades de reposición.
  • Previene el envejecimiento prematuro con una fórmula refrescante y porque fortalece las defensas de la piel durante la noche.

Por otra parte, el ácido hialurónico también se utiliza en la medicina para tratar algunos padecimientos.

  • Alivia el síndrome del ojo seco
  • Calma los síntomas del reflujo ácido
  • Fortalece los huesos
  • Puede acelerar la curación de heridas

¿Cómo se usa el ácido hialurónico?

 El uso más común del ácido hialurónico corresponde a su aplicación tópica en forma de cremas, pomadas y sueros, que ayudan a disminuir las arrugas y líneas de expresión, además del enrojecimiento y la dermatitis.

Asimismo, esta sustancia puede inyectarse en forma de rellenos, con el objetivo de mantener la piel firme y joven.

extensiones de pestañas

 Además, aunque quizá no lo sabías, el ácido hialurónico también puede consumirse.

Tomar suplementos que contienen esta sustancia, puede prevenir su disminución al garantizarle al cuerpo esas cantidades adicionales necesarias para incorporarlas en la piel.

Algunas investigaciones, avaladas por estudios, han demostrado que tomar entre 120 y 240 mg por día durante al menos un mes, es una alternativa efectiva para aumentar significativamente la humedad de la piel y reducir la resequedad.

 Aunque estamos hablando de una sustancia inofensiva y que es uno de los ingredientes principales en cremas y otros productos hidratantes, es conveniente que consultes con un esteticista o médico para que te oriente y te explique cómo puedes aprovechar todas las bondades del ácido hialurónico.