Primera relación sexual

Ya estás lista para tu primera relación sexual pero te frenan todos los mitos que giran en torno a este momento, especialmente el temor al dolor y sí, puede ser que sientas molestias al momento, pero no necesariamente es así y en todo caso hay varias cosas que puedes hacer para disminuirlo o evitarlo.

primera relación sexual

Recuerda que cada caso es diferente, no todas las mujeres experimentan dolor en su primera penetración vaginal, algunas tienen mayor resistencia y simplemente no les duele, mientras que otras si padecen ante la situación y algunas hasta tienen un leve sangrado.

A pesar de esto existe una extraña creencia desde la época de nuestras abuelitas que asocia la pérdida de la virginidad con sufrimiento, dolor y sangrado y ¡NO! esto no necesariamente debe ser así.

Lo primero que tienes que saber es por qué duele y la razón principal es por no estar preparada, el temor hace que los músculos perineales se pongan tenso y dificulta la penetración.

El himen, que no es más que una membrana que recubre la entrada de la vagina, se rompe con la primera penetración pero esto no debe ser doloroso.

Existen varios tipos de himen y algunos son más flexibles que otros, por lo que romperse no es un requisito indispensable en tu primera relación sexual, aunque de ser así tampoco tiene que existir un sangrado abundante como mucha gente cree.

Una mujer no debe ser juzgada porque no sangre en la primera relación sexual.

La sensación casi siempre es más de ardor que de dolor.

Recuerda que si tu vagina nunca ha recibido una penetración no está acostumbrada.

Siempre hay inquietudes antes de una primera relación sexual, lo importante es que puedas disiparlas e ir con la mejor disposición al hacerlo.

Una de las cosas que debes tomar en cuenta es estar 100% segura de querer hacerlo.

Y debes protegerte de un embarazo y de las enfermedades de transmisión sexual.

Acá te comentamos algunas de las cosas que puedes hacer para que la experiencia sea lo más placentera posible.

Consejos para que la primera relación sexual sea satisfactoria

1.- Relájate:

Lo más importante es que te lo tomes con calma, recuerda que es tu primera vez y que tu vagina, aunque es flexible debe acostumbrarse a lo nuevo.

Tu cuerpo tiene que adaptarse al placer, así que probablemente no sea en esta oportunidad que vas a llegar a experimentar los mejores orgasmos de tu vida, pero tranquila, esto es solo el comienzo, así que aunque es importante, no marcará el futuro de tu vida sexual.

Es necesario que lo hagas cuándo y cómo desees y además que sea preferiblemente con ese toque amoroso en la búsqueda del placer, no se trata solo de penetrar sino de disfrutar.

2.- Evita contraer los músculos:

Esto tiene mucho que ver con la relajación, porque si estás nerviosa tenderás a contraer los músculos de la vagina y por ende estarás más propensa a sentir dolor, así que evita hacerlo.

Si lo logras, harás que la penetración de tu pareja sea mucho más fácil y que el pene pueda deslizarse con suavidad por la cavidad vaginal.

3.- Conoce tu cuerpo e investiga:

Si sabes que te da placer es más fácil que lo consigas, así que investiga todo lo que necesites saber por tonto que creas que sea.

Es necesario que también investigues sobre todas las partes que conforman tu aparato  reproductivo y la manera en la que se logra un orgasmo para que te apoyes en la teoría antes de llegar a la práctica.

Otra de las preparaciones previas es averiguar sobre los métodos anticonceptivos.

Recuerda que aunque sea una sola vez, si estás en tus días fértiles puedes quedar embarazada o incluso podría empeorar el panorama si te contagias de alguna enfermedad de transmisión sexual.

4.- La lubricación es esencial:

Haz que tu pareja se enfoque en los juegos previos para que puedas llegar a ese punto de excitación que te permita lubricarte para que sea mucho más fácil y suave la penetración. Así no dolerá.

Puedes ayudarte de un lubricante vaginal si quieres estar bien lubricada.

5.- El lugar es importante:

Siempre escoge lugares románticos o libres de estrés.

Otra opción que puede ayudarte con la penetración es intentar hacerlo en el agua, de esta manera aliviarás el dolor en caso de que lo sientas.

Y ya sabes, tómate tu tiempo para hacerlo, prepárate y si tienes alguna sensación molesta comunícaselo a tu pareja.

Cambiar de posiciones también ayuda, algunas son más agradables que otras dependen del caso.

6.- Conversa con tu pareja:

Debes conversar con tu pareja, para que este preparado, muchas veces las mujeres piensan que los hombres saben más sobre sexo y no es así, pudiera ser la primera vez de los 2.

La relación sexual es mas que una penetración, así que el debe entender tus temores y ser gentil, y nunca ser brusco.

La mayoría de los sangramientos que se producen en la primera relación sexual a veces son más por desgarros vaginales que por rotura del himen.

Si en la primera oportunidad sientes que no puedes debes dejarlo para otra ocasión.

La buena comunicación entre la pareja hace que la primera relación sea una gran experiencia.