Un estudio publicado en ‘Pediatrics’ muestra que este nutriente se halla relacionado con la probabilidad de desarrollar problemas de conducta durante la infancia.

Los hijos de las madres que tomaron más vitamina D durante el embarazo son menos propensos a padecer problemas en el lenguaje que aquellos cuyas progenitoras tomaron menos vitamina D, según un estudio publicado en Pediatrics.

El principal autor del estudio, Andrew Whitehouse, de la Universidad de Western Australia, ha explicado que su equipo observó, en primer lugar, los niveles de vitamina D de más de 700 mujeres que se encontraban en la mitad de su embarazo y, posteriormente, entre cinco y diez años después de la primera observación, examinaron a sus hijos a fin de valorar su comportamiento, desarrollo emocional y competencias lingüísticas.

Los investigadores observaron que los hijos de las madres que habían consumido menos vitamina D manifestaron problemas en el lenguaje a los 10 años en un 18%, frente al 8% de los descendientes del otro grupo.

“Si la deficiencia de vitamina D durante la etapa prenatal es el desencadenante de problemas en el lenguaje durante la infancia, entonces el complemento de vitamina D en mujeres embarazas puede ser de gran ayuda”, señala Whitehouse.

Estudios anteriores habían relacionado la falta de vitamina D durante el embarazo con fragilidad ósea, asma o dificultades en el crecimiento, aunque los problemas en el lenguaje nunca habían sido tenidos en cuenta.

FUENTE: JANO.es · 2012

Por | 2016-10-30T14:26:43+00:00 24-03-2012|Embarazo|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest